Misión

  • La misión de Era en Abril es ayudar a los padres a transformar positivamente la pena luego de la muerte de sus bebés y proveer información para que otros puedan ayudar.
  • Ayudar a elaborar el duelo de la manera más sana posible aprendiendo a comprender y  a aceptar la muerte de nuestros bebés.
  • Brindar información sobre recursos existentes: libros, artículos, webs y otros materiales relevantes, tanto de tipo médico como psicológico que nos ayuden a entender en la medida de lo posible la pérdida de nuestro bebé para afrontarla y asumirla.
  • Ofrecer a través del foro un espacio de expresión para que los padres puedan compartir y comunicar su experiencia por escrito, explicando sus vivencias, reflexiones, proyectos y creaciones. Compartir sus sentimientos con otros padres que han pasado por lo mismo.
  • Trabajar en forma interdisciplinaria con el fin de mejorar la atención que reciben los padres inmediatamente después de conocer su pérdida a nivel sanitario, humano y legal.
  • Lograr que todos, madres, padres, abuelos, hermanos y familia en general, sepan que no están solos y que se sientan acompañados en el nuevo camino que la vida nos da.
  • Apoyar a aquellos padres que están esperando un nuevo bebé luego de una o varias pérdidas, mediante reuniones presenciales, reuniones on line, charlas con especialistas, contención telefónica, biblioteca, foro de debate donde pueden contar sus testimonios y conocer las experiencias de otros padres.

Objetivos Generales:

  • Promover un cambio cultural respecto a un tema tabú para nuestra sociedad actual. Si no podemos hablar o capacitarnos sobre temas tan difíciles como la pérdida de un bebé ¿cómo haremos para evitarla? El conocimiento de estos temas y el compromiso hacia la prevención son indispensables
  • Ofrecer un servicio de consultorio psicológico con profesionales capacitados en el proceso del duelo.
  • Asesoramiento legal, ante casos de mala praxis médica, investigación del caso y análisis de probabilidades legales ciertas.
  • Luchar por los derechos de los padres y de los hijos ante una pérdida. Muchas veces nos sentimos sobrepasados por esta situación concreta de perder un hijo, si las leyes no son  lo suficientemente claras en estos casos quedamos indefensos y desprotegidos.
  • Elaboración de programas de prevención, educación y promoción de la salud, con una guía para profesionales de la salud, y empleados administrativos de hospitales, sanatorios y clínicas, con un protocolo de acción ante la pérdida de un bebé.
  • Promover programas para reducir la muerte neonatal y perinatal mediante la investigación y la educación de la comunidad, de los profesionales intervinientes y de los futuros padres.
  • Un cambio en la ley de Registro Civil que permita a los padres poder inscribir con nombre y apellido a su bebé fallecido en el vientre, dado que al momento son considerados NN para la sociedad.
  • Promover el conocimiento y la comprensión de los efectos del embarazo y la pérdida del bebé entre los trabajadores de salud y de asistencia social y la comunidad en general, logrando el respeto al duelo de un bebé.

Objetivos de la creación de un consultorio psicológico en Era en Abril:

  • Ofrecer a los padres que están atravesando el duelo de un hijo, un espacio terapéutico
  • Brindar contención a los padres que tengan hijos en UTIN o UTIP
  • Crear grupos terapéuticos de familiares cercanos a padres que hayan perdido un hijo
  • Fomentar la elaboración del duelo, previo a la búsqueda de un nuevo embarazo
  • Estimular la creación temprana de un vinculo sano con el bebe en camino y los demás hijos de la pareja parental duelante
  • Evaluar la relación madre-bebe con el /los hijos nacidos luego de una perdida y poner en conocimiento de los padres áreas especificas a estimular (se trabaja con la Escala de Evaluación Psicomotriz de 0 a 24 meses)
  • Crear grupos de estimulación de 0 a 24 meses como talleres de juegos y vinculación de padres y bebes
  • Poner al alcance de los padres el material bibliográfico sobre el duelo y sus vertientes, y crear el propio
  • Realizar encuentros presenciales a modo de grupos de trabajo terapéutico intra-familiar y entre los miembros
  • Evaluar por medio de psicodiagnosticos diversos, el avance de la elaboración del duelo de los padres y los hermanos