Fundación Era en Abril representando a Latinoamérica en la Junta Directiva de la “Alianza Internacional contra la Muerte Intrauterina”.

Escrito por Jessica Ruidiaz | Parte de Charlas/Congresos, Noticias, Prevención, Proyectos e Investigación, Todos | Escrito en 31-01-2015

Fund. Era en Abril ISA

Fundación Era en Abril representando a Latinoamérica en la Junta Directiva de la “Alianza Internacional contra la Muerte Intrauterina”.

Con mucho orgullo y emoción deseamos compartir que a partir de Octubre de 2014 Jessica Ruidiaz, Consultora Psicológica y Presidenta de Fundación Era en Abril, fue designada oficialmente miembro de la Junta Directiva de la Alianza Internacional contra la Muerte Intrauterina (ISA-International Stillbirth Alliance) siendo la primer y única representante de Latinoamérica. Los directivos de ISA consideraron indispensable convocar a una Organización comprometida desde hace años con la problemática y que fuera capaz de encarnar y transmitir la realidad de las familias de la región.

Jessica Ruidiaz Presidenta Fundación Era en AbrilLa Alianza Internacional es una organización sin fines de lucro que nuclea a más de mil instituciones, profesionales, investigadores y organizaciones de padres alrededor del mundo con el objetivo de trabajar en forma conjunta en la prevención de la muerte intrauterina. Asimismo busca concientizar a la comunidad en general sobre este problema y apoyar la investigación de alta complejidad.

Tanto para el objetivo último de la prevención de muerte gestacional, como para proporcionar una mejor atención a los afectados, ISA considera necesario fomentar la investigación de diversos temas, como ser la fisiología del embarazo y el parto, la comprensión de los mecanismos de las distintas enfermedades que causan la muerte intrauterina, la incidencia de factores genéticos, el medio ambiente, la comprensión de un efectivo cuidado prenatal, factores de riesgo materno, las disparidades socioeconómicas, atención psicosocial y el duelo, entre otros.

La investigación de estas cuestiones proporcionará información clave sobre el nacimiento sin vida, con lo cual se podrá lograr una mayor prevención y una mejora en la atención de las familias afectadas.

Era en Abril solicitó ser miembro pleno de esta organización el 17 de agosto de 2010. El pedido fue tratado formalmente en Asamblea el 27 de Agosto de 2010 y recibíamos la grata noticia de ser parte de esta prestigiosa Organización el 27 de septiembre de 2010. Fundación Era en Abril fue la primera organización de América latina en sumarse a este proyecto. Desde ese momento asumimos el compromiso de aunar esfuerzos, combinar información y experiencia, y trabajar conjuntamente para llegar a la meta de prevenir las muertes intrauterinas.

Estamos felices de poder colaborar con esta gran labor y de sumarnos a nivel internacional a un proyecto de cambio que venimos promoviendo localmente desde hace casi 8 años. Y hoy, es un honor que la presidenta de nuestra fundación sea parte de este staff de personalidades profundamente comprometidas con la causa y en permanente lucha para prevenir y concientizar sobre la muerte gestacional.

A continuación los miembros de la Junta Directiva:

Alexander Heazell (Reino Unido), Actual Presidente de ISA. Co- presidente del Comité Científico. Profesor Clínico Superior en Obstetricia y Director Clínico del Centro de Investigación en Salud Fetal de la Universidad de Manchester. Graduado en la Universidad de Medicina de Birmingham con especialización en Obstetricia y Ginecología. Dirigió trabajos de investigación sobre muerte intrauterina y, particularmente, sobre el papel de la disfunción placentaria. También investigó las experiencias de los profesionales y de los padres después de un nacimiento sin vida. Su pasión por la investigación del mortinato se deriva, en parte, de su experiencia personal relacionada con este tipo de muerte.

David Ellwood (Australia) Presidente anterior Junta. Dr. Ellwood comenzó estudios de medicina en Oxford donde completó un doctorado en biología de la reproducción y luego hizo la formación clínica en Cambridge. Hizo las prácticas en obstetricia y ginecología (O & G) en Oxford; su formación especializada y sub-especialidad se completó en el Royal Prince Alfred Hospital, Sydney. En 1995 se convirtió en profesor de O & G y luego Vicedecano de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Australia en 2006. Ha ocupado los cargos de Presidente de la Sociedad Perinatal de Australia y Nueva Zelanda, la Alianza contra la muerte intrauterina de Australia – Nueva Zelanda y de la Salud de la Mujer, Australasia (WHA ), y es el actual presidente de la Federación de Sociedades Perinatales de Asia-Oceanía (FAOPS). Actualmente ocupa el cargo de Profesor de O & G de la Facultad de Medicina de la Universidad de Griffith, y es Director de Medicina Materno-Fetal del Hospital Universitario de Gold Coast.

Jan Jaap Erwich (Países Bajos), Presidente del Consejo y Secretario Interino. Obstetra especialista en mortalidad perinatal y atención de padres. Director del primer programa de auditorías perinatales en todas las unidades obstétricas en los Países Bajos. Miembro de varios comités nacionales para el mejoramiento de la atención obstétrica, y Co -organizador de la conferencia – ISA ISPID que se celebró en Ámsterdam en 2014.

Vicki Flenady (Australia), ex Presidenta de la Junta y Co- Presidenta del Comité Científico. Epidemióloga Clínica Perinatal. Directora del programa de investigación a madres y bebés en el Instituto de Investigación Médica Mater en Brisbane, Queensland . Con una formación en obstetricia, epidemiología clínica y bioestadística , está involucrada en estudios epidemiológicos perinatales a gran escala sobre los factores de riesgo, con enfoque en la prevención de la muerte intrauterina. Fue miembro del comité directivo de la Serie The Lancet-muerte intrauterina y, actualmente, es la Presidenta de la Sociedad Perinatal de Australia y Nueva Zelanda. Miembro fundador de Australia y Nueva Zelanda Stillbirth Alliance (sede regional de la ISA).

Susannah Hopkins Leisher (Estados Unidos), madre de Wilder quien falleció. Vice Presidenta de la Junta y Tesorera. Pasó más de 20 años trabajando en consultoras multilaterales y bilaterales, también en ONGs, para la reducción de la pobreza mundial. Participa actualmente en una investigación sobre los sistemas de clasificación de muerte perinatal para el Instituto de Investigación Médica Mater en Brisbane, Australia . Master en Economía Internacional y Cambio Social y Desarrollo de la Universidad Johns Hopkins y actualmente estudia una Maestría en Epidemiología en Londres.

Claire Storey (Reino Unido), Presidente del Comité de Comunicaciones. Comenzó como voluntario para Sands Reino Unido en 2007, tras la muerte de su primer hijo en 2004. Se desempeñó como Presidente de Bristol Sands durante seis años y trabajó en el Servicio de Maternidad de Bristol durante tres años. En este tiempo trabajó con muchos padres de bebés fallecidos acompañando su duelo y los embarazos posteriores. Esto la llevó desarrollar el primero programa en el Reino Unido de las clases prenatales reservados. Esta experiencia ha sido fundamental para ayudar a desarrollar y ofrecer formación regular a profesionales de la salud a nivel local y nacional. Ha formado relaciones con universidades y hospitales en el suroeste de Inglaterra como miembro laico del Grupo de Desarrollo Estratégico cerca de trabajo durante una extensa Maternidad y Recién Nacidos Servicios de Revisión y como miembro laico del Oeste de Inglaterra. Actualmente está estudiando para una maestría en Salud Pública de la Universidad del Oeste de Inglaterra.

Katherine J. Gold (EEUU). La Dra. Gold es una médica familiar certificada, con dos cargos en la Universidad de Michigan en el Departamento de Medicina de Familia y el Departamento de Obstetricia y Ginecología. Ha completado dos becas en la formación en investigación: el Programa de Académicos Clínicos de la Fundación Robert Wood Johnson y el de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) K-12: Desarrollando Carreras Interdisciplinarias de Investigación en Salud de la Mujer. Tiene una maestría en trabajo social y ha completado otra maestría en salud y en investigación en servicios de salud. La Dra. Gold tiene un interés particular en las consecuencias en la salud mental y física de los padres después de la muerte fetal e infantil, en la prevención de la muerte fetal intrauterina, en la capacitación en duelo para profesionales de la salud, y la salud mental perinatal. En la actualidad tiene una beca NIH K-23 para evaluar las consecuencias maternas después de la pérdida perinatal en los EE.UU. y también tiene varios estudios en curso sobre los resultados perinatales adversos en Ghana, África Occidental, que incluyen la prevención de la muerte intrauterina, la depresión posparto de la madre, y el duelo de la madre después de la muerte del bebé.

Moni Ruterschmidt-Ryczek (EE.UU.) Sra Ruterschmidt-Ryczek es un co-fundador de ISA. Después de la pérdida de su hijo Mateo en 1999, buscó información sobre la muerte intrauterina sólo para encontrar una dolorosa falta de respuestas. Preocupada por la escasez de la investigación, se asoció con otros dos padres en duelo, para crear ISA, una organización que reúna a los padres, los profesionales de la salud y organizaciones para promover la investigación y el conocimiento muerte intrauterina. Ella es también la directora regional de TOPSoccer, un programa de entrenamiento de fútbol y la colocación del equipo basado en la comunidad para los jóvenes atletas con discapacidad.

Christine East (Australia). La profesor East es una partera con muchos años de experiencia clínica y en investigación. Su carrera de investigación ha incluido muchos aspectos de la evaluación del bienestar del bebé durante el embarazo y el parto. Ha hecho numerosas publicaciones y es editora del Grupo de Embarazo y Parto de la “Cochrane Collaboration”. Actualmente es investigadora principal en un proyecto becado del Consejo Nacional Australiano de Investigación Médica y Salud (NHMRC) que investiga el monitoreo fetal durante el parto, y es co-investigadora en un nuevo proyecto de NHMRC sobre movimientos fetales durante el embarazo. Además tiene una beca Desarrollo de Carrera de NHMRC y otra beca conjunta de NHMRC. Su experiencia proporciona una plataforma única para la fusión del ámbito académico y el liderazgo clínico a través de su nombramiento conjunto con la Universidad Monash y Monash Health.

Dimitrios Siassakos (Reino Unido). El Dr. Siassakos es Profesor Clínico de Obstetricia y Ginecología del Instituto Nacional de Investigación en Salud (NIHR), y de Educación Médica en la Universidad de Bristol y también editor ejecutivo de BJOG, una revista internacional de obstetricia y ginecología. Tiene un doctorado en medicina en entrenamiento de equipos obstétricos y un postgrado en Educación Médica en la Universidad de Bristol, y una maestría en gestión de sistemas de salud de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. Posee becas para estudios sobre atención al duelo, banda gástrica, trabajo en equipo, y evaluación de la formación de equipo. El Dr. Siassakos ha desarrollado y ahora está dirigiendo un curso nacional para el Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos (ROBuST, o “Entrenamiento Operativo de Simulación de Nacimiento” RCOG) y un curso regional para el Decanato Severn (SMASH, o “Salvando Madres con la Simulación Avanzada de Situaciones de Alto Riesgo). Es miembro de dos Grupos de Tareas del Departamento de Salud, Grupo de Estudio sobre muerte fetal del Comité Ejecutivo del Reino Unido y varias otras iniciativas regionales, nacionales e internacionales para reducir las muertes fetales y mejorar la atención al duelo. Es autor de varios artículos, editoriales, las directrices nacionales y capítulos de libros. Es revisor de Cochrane, de la mayoría de las corrientes NIHR, y varias revistas, conferencias y grupos editoriales.

Jillian Cassidy (España). La Sra. Cassidy es la co-fundadora y presidente de Umamanita. Umamanita fue la primera organización de beneficencia que trató la muerte fetal y neonatal en España. Esta fue creada después de la muerte en el vientre de su primera hija, Uma. A través de la asociación, ella trabaja para apoyar a los padres y con los profesionales de la salud. Algunos de sus proyectos incluyen el trabajo para la creación de un registro de nacimiento de bebés sin vida en España, establecer pautas de mortalidad fetal intrauterina nacionales, la formación de profesionales de la salud en atención al duelo, la promoción de la investigación empírica, la formación de redes de apoyo para padres y reuniones de grupos, y crear conciencia a través de campañas en los medios de comunicación.

Jessica Ruidiaz (Argentina y Latinoamérica) es Fundadora y actual presidenta de Fundación “Era en Abril”, primera organización en Latinoamérica en brindar apoyo a padres de bebés fallecidos, fundada en 2007 tras el primer aniversario de la muerte de su primer hija, Sofía, de dos meses. Es escritora y Counselor (Consultora Psicológica) especializada en acompañamiento en procesos de duelo por muerte gestacional, perinatal e infantil y nuevo embarazo luego de la pérdida. Directora del primer Equipo Psicológico especializado en Argentina. Coordina grupos de ayuda y capacita a coordinadoras de grupos. Actualmente trabaja como Counselor en el Hospital Materno Infantil “Ana Goitía” (Buenos Aires) brindando acompañamiento psicológico en el momento de la pérdida. Fue disertante becada en la XI Conferencia Mundial del Enfoque Centrado en la Persona, Psicoterapias Experienciales y Counseling y en el 2do Congreso Internacional de Medicina Centrada en la Persona. En la actualidad se encuentra creando la Especialización en Acompañamiento en procesos de Duelo por muerte gestacional, perinatal e infantil” para profesionales de la salud mental. Está trabajando desde la Fundación en la creación de un Programa Integral de Capacitación Profesional sobre muerte perinatal para profesionales sanitarios para que se implemente a nivel nacional. También impulsan un proyecto de ley de identidad para los bebés fallecidos en el vientre materno para que se los reconozca con nombre y apellido en un registro especial.

Haz clic en las imágenes para ver la bienvenida en el Boletín Oficial de ISA (International Stillbirth Alliance) y el resto del trabajo que se realiza desde dicha organización a nivel mundial. www.stillbirthalliance.org

 

Boletín Oficial

Presentación de Jessica Ruidiaz

Prevención de la muerte perinatal y neonatal en el mundo

Escrito por Jessica Ruidiaz | Parte de Prevención | Escrito en 08-01-2012

  • La difusión de medidas simples evitaría 3 millones de muertes de recien nacidos.
  • Entrevista con Joy Lawn sobre la mortalidad mundial oculta de los neonatos.
  • Bacteria Estreptococo Grupo B: Cuando la información salva vidas. (Argentina)
  • Un análisis de sangre para prevenir los partos prematuros.
  • Prevención del parto prematuro y muerte fetal: Son necesarios esfuerzos globales de colaboración
  • Prevención del parto prematuro y muerte fetal: Son necesarios esfuerzos globales de colaboración.

    Escrito por Jessica Ruidiaz | Parte de Prevención | Escrito en 07-07-2011

    Prevención del parto prematuro y muerte fetal: Global esfuerzos de colaboración necesarios

    Un nuevo informe identifica el enorme impacto mundial de parto prematuro y muerte fetal y qué se puede hacer para reducirlo. A nivel mundial, se estima que 13 millones de bebés nacen prematuros cada año. Muertes de recién nacidos representan más del 42 por ciento de la mortalidad en niños menores de cinco años, un aumento del 37 por ciento en el año 2000. Además, se estima que 3,2 millones nacen muertos cada año, y muchas de estas pérdidas están relacionadas con las muertes maternas.

    “La atención a esta etapa crucial de la vida le ayudará a avanzar hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio de reducir la mortalidad infantil y mejorar la maternidad sin riesgo, porque materna, neonatal e infantil es tan entrelazados, y un comienzo saludable en la vida prepara el escenario para la salud de toda la vida. ”

    El Informe Mundial sobre el prematuro y muerte fetal, publicado con el embarazo y BMC último suplemento parto, identifica las causas conocidas y 21 intervenciones de eficacia demostrada, que ahora podría ser utilizado para mejorar estos extremadamente preocupante aún bajo su dirección los resultados. Además, se subraya la necesidad urgente de mayor atención y la atención en la investigación. Esto es crucial para comprender la magnitud, causas y consecuencias del parto prematuro y muerte fetal, y para acelerar el desarrollo de diagnósticos, tratamiento y estrategias de prevención.

    El informe, dirigido por la Alianza Mundial para Prevenir la prematuridad y muerte fetal (GAPPS), y con el apoyo de la Fundación Bill & Melinda Gates Foundation y de Seattle, los niños, es un esfuerzo de colaboración realizado por un equipo interdisciplinario de expertos en salud materna, neonatal e infantil de todo el mundo.

    “Podemos salvar más vidas, pero necesitamos con urgencia más medidas y recursos para entender mejor las causas de la prematurez y muerte fetal, y para guiar el desarrollo de intervenciones rentables,” dijo el Dr. Craig E. Rubens, director ejecutivo de GAPPS. “Por primera vez, expertos de todo el mundo han acordado una solución amplia, basada en la evidencia para resolver estas tragedias globales.”

    “Enormes progresos se han hecho para salvar las vidas de los niños menores de 5 años, excepto en el período neonatal precoz, la primera semana de vida, cuando alrededor de 3 millones de recién nacidos mueren cada año, muchos de ellos con complicaciones de la prematuridad”, dijo Gary Darmstadt, director del la División de Salud Familiar de la Fundación Bill y Melinda Gates. “La atención a esta etapa crucial de la vida le ayudará a avanzar hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio de reducir la mortalidad infantil y mejorar la maternidad sin riesgo, porque materna, neonatal e infantil es tan entrelazados, y un comienzo saludable en la vida prepara el escenario para la salud de toda la vida. ”

    El parto prematuro y muerte fetal afecta a todos los Países

    Aunque el impacto de parto prematuro y muerte fetal es la más ampliamente sentida en los países de bajos y medianos ingresos, las tasas de nacimientos prematuros también están aumentando en países de altos ingresos. El nacimiento prematuro es la causa número uno de muertes en el mundo del recién nacido, y los que sobreviven pueden sufrir graves a corto y largo plazo problemas de salud. Un millón de muertos cada año se producen durante el parto que podrían reducirse con las intervenciones existentes.

    En los Estados Unidos, existen grandes disparidades entre los grupos raciales y étnicos: los índices de nacimientos prematuros en 2005 muestra una variación de 18,4% entre las mujeres afroamericanas a 11,7% entre las mujeres no hispanas blancas y el 10% entre las mujeres asiáticas y las islas del Pacífico. Una disparidad aún mayor existe entre los costos y la investigación. En los Estados Unidos, por ejemplo, el nacimiento prematuro es la séptima de salud líder en EE.UU. los gastos de atención ($ 26B), sin embargo, la investigación en salud perinatal ocupa el 63o en el financiamiento de los NIH.

    “El embarazo y el parto BMC se complace en presentar este importante informe”, dijo Melissa Norton, Director Editorial (Medicina) en BioMed Central. “Hasta la fecha no se ha dado suficiente atención a los partos prematuros y muerte fetal, y este informe contribuya considerablemente en la reducción de los 13 millones de partos prematuros y mortinatos 3,2 millones en todo el mundo.”

    “Los nacimientos prematuros y mortinatos son los principales problemas de salud en los países ricos y pobres por igual, una pérdida privado a muchas familias que deberían estar en la lista de prioridades de los ciudadanos”, dijo Lawn Dr. Joy de programa de Save the Children Saving Newborn Lives y co-autor del informe. “Con una mayor comprensión de las causas de parto prematuro y muerte fetal, que puede evitar muchas pérdidas, y hacer que cada nacimiento”.

    Nuevo repositorio de muestras de tejido contribuirá a la Investigación Mundial

    Los investigadores no tienen acceso a las muestras de calidad relacionados con los datos fenotípicos, que ha sido un importante obstáculo para resolver los complejos problemas de parto prematuro y muerte fetal. Para entender mejor y reducir el número de nacimientos prematuros y nacidos muertos en todo el mundo, GAPPS está estableciendo el Repositorio GAPPS, una colección única gran cantidad de datos posibles y las muestras de diversas poblaciones de las mujeres embarazadas y sus recién nacidos. Esto servirá como un recurso crítico para los investigadores para desarrollar proyectos que puedan entender y prevenir el parto prematuro y muerte fetal.

    GAPPS está colaborando estrechamente con hospitales, universidades e institutos de investigación en los Estados Unidos ya nivel internacional para establecer el repositorio. Este recurso, que tiene un gran potencial para promover avances en la investigación médica y de salud pública, se incluyen un gran número de muestras recogidas en una red de sitios globales de una manera sistemática y normalizada científicamente. Esto permitirá el estudio de factores múltiples en diferentes puntos durante todo el embarazo, es necesario para predecir los resultados adversos y su relación con la edad gestacional.

    El repositorio GAPPS impulsará la investigación de descubrimientos científicos sobre estos temas importantes para la salud y acelerar los biomarcadores que pueden conducir a la predicción, el tratamiento, y en última instancia, prevenir el parto prematuro y muerte fetal. El repositorio también servirá como un recurso para los estudios destinados a comprender otros resultados del parto y origen fetal de la enfermedad de adultos, tanto agudas como crónicas. Los datos GAPPS y muestras estarán a disposición de los investigadores en todo el mundo.

    Agenda de Acción Global

    El informe BMC describe el primer examen amplio de la historia de los partos prematuros y muertes fetales. También incluye un Programa de Acción Mundial, que fue desarrollado por más de 200 interesados ​​en la Conferencia Internacional 2009 sobre la prematuridad y muerte fetal. Los líderes mundiales delinearon estrategias de colaboración para lograr cuatro objetivos principales:

    Aumentar el conocimiento y la comprensión de la magnitud del problema
    Los líderes mundiales de la salud por lo general no son conscientes de la magnitud de los problemas de salud causados ​​por el nacimiento prematuro y muerte fetal, y su relación con salud materna, infantil y salud de los adultos. Otros líderes de la salud global han sido conscientes del problema, pero no han sabido qué hacer.

    Cerrar las brechas de la investigación
    La biología del embarazo y el parto no se conoce bien, como lo son las causas de parto prematuro y muerte fetal. Además, es difícil calcular la magnitud del problema ya que no existen estándares globales para la recopilación de datos.

    Apoyar el descubrimiento, desarrollo y ejecución de intervenciones
    Se necesita más investigación para determinar qué intervenciones son más eficaces. Intervenciones eficaces que ya están disponibles en entornos de bajos recursos debe ser promovido por la ampliación. Intervenciones efectivas que sólo están disponibles en países de altos ingresos deben adaptarse y evaluando la eficacia en entornos de bajos recursos.

    Aumentar los recursos para la investigación y la aplicación
    Una importante financiación, el compromiso y un esfuerzo coordinado a fin de reducir los partos prematuros y muerte fetal.

    “Este llamado a la acción presenta una oportunidad única para mover el nacimiento prematuro y muerte fetal programa adelante”, dijo el Dr. Rubens. “GAPPS está forjando un esfuerzo de colaboración hacia el logro de objetivos comunes para prevenir el parto prematuro y muerte fetal. Existe un impulso importante y estamos deseosos de aumentar la visibilidad de estos temas críticos de manera que podamos combustible inversiones, acelerar la investigación innovadora y de las intervenciones, y promover políticas eficaces de salud que permitan mejorar la salud materna en todo el mundo, neonatal e infantil “.

    GAPPS fuente

    La difusión de medidas simples evitaría 3 millones de muertes de recién nacidos

    Escrito por Jessica Ruidiaz | Parte de Prevención | Escrito en 07-07-2011

    MORTALIDAD NEONATAL

    La difusión de medidas simples

    evitaría tres millones de muertes de recién nacidos

    450 bebés mueren cada hora por causas prevenibles. Una serie de estudios, publicada en ‘The Lancet’, denuncia las altas cifras de mortalidad durante las cuatro primeras semanas de vida- MARÍA SAINZ
     

    Cada año, cuatro millones de bebés fallecen durante las cuatro primeras semanas de vida. A pesar de que el 99% de estas muertes se produce en los países de riqueza baja o media, son las naciones ricas las que concentran la mayoría de recursos para fomentar la supervivencia. Éstas son sólo algunas de las conclusiones expuestas en una serie de estudios publicados en ‘The Lancet’ con los que se pretende concienciar sobre la mortalidad neonatal.

    Hace más de cuatro años, los 192 estados miembros de la ONU se comprometieron a cumplir los ‘Objetivos de desarrollo de la ONU’ para el año 2015. Entre ellos se incluye la intención de reducir en dos terceras partes la tasa de mortalidad de los niños menores de cinco años y la de disminuir los fallecimientos maternos en un 75%.

    “El objetivo de la presente serie del ‘Lancet’ es anular, de una vez por todas, la excusa de la ignorancia para la no actuación pública y política […] La forma en la que respondemos a la situación crítica que afrontan los niños en los países menos desarrollados del mundo servirá para examinar los límites morales y físicos de nuestras especies en una serie de formas nuevas y extremas”, destaca Richard Horton, director de la publicación londinense, en un comentario adjunto a las investigaciones.

    La fatalidad de las primeras horas de vida

    El primer trabajo de la serie sobre superviviencia neonatal destaca que el número de muertes en las cuatro primeras semanas de vida sigue aumentando. Joy E. Lawn y su equipo afirman que tres cuartas partes de estos fallecimientos tienen lugar durante los primeros siete días y, sobre todo, en las horas posteriores al alumbramiento.

    Las infecciones severas (en un 26% de los casos), un nacimiento prematuro (28%) y la asfixia (23%) son las causas principales, según apuntan los autores. El bajo peso del bebe, las complicaciones del parto y la pobreza son otros factores que también están estrechamente ligados.

    “Mientras que desatendemos estos retos, 450 recién nacidos mueren cada hora, principalmente por causas prevenibles, lo que es inconcebible en el siglo XXI”, concluye la investigación.

    Intervenciones rentables y factibles

    El segundo artículo publicado en ‘The Lancet’ analiza 16 tipos de iniciativas con las que disminuir la tasa de mortalidad. “Están disponibles una serie de intervenciones factibles y altamente rentables que pueden evitar hasta un 72% de los fallecimientos neonatales”, afirman los autores provinientes de Inglaterra, Suiza, Pakistán y EEUU.

    Según ellos mismos explican, es necesario propiciar los cuidados en la familia o en la comunidad y, en general, fuera de los hospitales. En este sentido, es importante una educación sanitaria que permita “mejorar las prácticas en los hogares, crear demanda de una atención cualificada y mejorar su búsqueda”. “El verdadero reto es hacerlo llegar con una amplia cobertura a los países que tienen unos sistemas sanitarios débiles”, añaden.

    “Generar una intención política y un liderazgo es el verdadero desafío al que se enfrentan los legisladores y los sistemas de salud a la hora de convertir nuestras estimaciones en una realidad”, recalca el texto.

    No llegan a los más necesitados

    “Cada año cerca del 70% de las muertes neonatales (casi tres millones) se producen porque las intervenciones simples y eficaces no llegan a los que más lo necesitan”. Así de rotundo comienza el tercer trabajo de la serie.

    Los autores de esta investigación afirman que, en los países con un mayor índice de mortalidad, este tipo de proyectos posee una cobertura baja, desequilibrada y lenta.
     
    “Para mejorar el sistema y salvar las vidas de los recién nacidos y de sus madres, el análisis presentado aquí sugiere la necesidad de doblar o incluso cuadriplicar el presupuesto sanitario en muchos de los países más pobres del mundo, a la vez que se incrementa el compromiso de utilizar los recursos. Es esencial la acción en las naciones y dirigida por estas naciones”, finaliza el documento.

    Diez mil bebés mueren diariamente

    El último de los cuatro ensayos señala que “el progreso es posible en los estados de renta baja y que no poseen una tecnología muy desarrollada”. Y añade que “muchos legisladores y profesionales de la salud no son conscientes de que más de 10.000 bebés mueren a diario, principalmente por causas que se pueden prevenir”.

    “Es hora de traducir los imperativos políticos en esfuerzos programáticos, de convertir las declaraciones de intención en acciones, y de generar la voluntad política para afrontar el problema”, inciden los investigadores mientras proponen una serie de acciones que podrían ejecutarse en el plano nacional o en el internacional.

    “El coste por cada muerte neonatal que se evita se estima en unos 2.100 dólares (casi 1.600 euros). La salud materna, de los recién nacidos y de los niños recibe poca inversión en relación con la alta cifra de muertes. Los donantes internacionales y los líderes de los países en desarrollo deberían responsabilizarse de cumplir con sus compromisos y aumentar sus recursos”, destaca.

    Entrevista con Joy Lawn sobre la mortalidad mundial oculta de los neonatos

    Escrito por Jessica Ruidiaz | Parte de Prevención | Escrito en 06-07-2011

     

    Joy Lawn es pediatra y epidemióloga perinatal, nació en África y tiene ciudadanía británica. Trabaja en Sudáfrica como asesora superior en materia de investigaciones y políticas del programa Saving Newborn Lives, de Save the Children – USA. Recibió el título de médica en 1990 en el Reino Unido y ha trabajado en varios países africanos prestando servicios de neonatología e impartiendo capacitación en esa materia. Pasó a trabajar en la esfera de la salud pública en el centro colaborador de la OMS sobre salud reproductiva que forma parte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, de Atlanta (Estados Unidos de América) (1998-2001), y luego en el Institute of Child Health, en el Reino Unido (2001-2004.

    Para mejorar la supervivencia neonatal se requieren más fondos, sostiene Joy Lawn. Pero, ¿cómo se puede establecer una colaboración eficaz entre asociados, países y donantes dispares?

    P: Usted y sus colegas produjeron en 2005 la serie sobre neonatología de The Lancet, que contribuyó a señalar a la atención mundial la mortalidad anual de cuatro millones de neonatos. ¿Por qué habían permanecido esas defunciones invisibles hasta entonces?

    R: Pese a que la cifra es enorme, la mortalidad neonatal era y en cierta medida sigue siendo invisible en muchos niveles, desde los hogares de los pobres, donde ocurre la mayor parte de esas defunciones, hasta las altas esferas de poder. Más de los dos terceras partes de esos cuatro millones de neonatos mueren en el África subsahariana y el Asia meridional, muchos de ellos en los primeros días de vida, sin haber recibido un nombre y sin partida de nacimiento. Se han emprendido actividades tales como las de la Iniciativa para una Maternidad sin Riesgo, interesada sobre todo en la madre, mientras que las campañas sobre supervivencia infantil se orientaban principalmente a niños de más edad. El neonato ha quedado olvidado. Sin embargo, eso no sucedería si todos los asociados colaboraran eficazmente, si las funciones fueran claras y si los servicios estuvieran integrados.

    P: La mortalidad neonatal fue un problema desatendido hasta 2005. ¿Cómo ha cambiado la situación y cómo responde usted a las criticas de algunas iniciativas?

    R: Cuando en 2000 se establecieron los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), prácticamente no se prestaba atención mundial alguna al neonato. Cuando los países y asociados comenzaron a seguir de cerca los progresos realizados hacia la consecución de los ODM referentes a la supervivencia infantil, llamó la atención la proporción elevada y creciente de defunciones neonatales entre las defunciones de menores de cinco años (a nivel mundial esa proporción ya es de casi un 40%). Al mismo tiempo, en varias publicaciones se destacó el enorme número de defunciones, pero también las soluciones que permitirían salvar vidas infantiles. Disponemos de un número creciente de datos probatorios sobre la manera de salvar numerosas vidas desde la comunidad misma (mediante la lactancia materna, la calidez, la limpieza) y con instalaciones sencillas que no requieren tecnología de avanzada. La supervivencia neonatal recibe ahora más atención mundial, en parte porque han mejorado las comunicaciones entre los programas de salud materna y salud infantil, entre países y donantes y entre los diversos grupos de profesionales de la salud. Alianzas tales como la Alianza para la Salud del Recién Nacido, que se ha fusionado en la Alianza para una Maternidad sin Riesgo y la Salud del Recién Nacido [hospedada por la OMS], ofrecen un foro para generar consenso y posibilitar actividades conjuntas en lugar de redundancia. Es más factible introducir cambios políticos y programáticos si se emite un mensaje claro antes que una cacofonía de exhortaciones a la acción. En los tres últimos años ha habido una reorientación mundial hacia la integración de la salud materna, neonatal e infantil, y esto podría acelerar los progresos hacia la consecución de todos los ODM relacionados con la salud, en especial los de supervivencia neonatal.

    P: ¿Cuánto tiempo suelen tardar los cambios mundiales de política en impulsar la acción a nivel de la comunidad?

    R: Varía enormemente, pero hay ejemplos de cambios muy rápidos, en especial cuando los gobiernos dan prioridad a un problema, existen soluciones factibles y los organismos de las Naciones Unidas y los donantes se encaminan en la misma dirección. Por ejemplo, en 2000 el tétanos neonatal seguía matando a más de 200 000 niños por año pese a que había una solución muy viable consistente en administrar durante el embarazo una inyección a un costo de sólo US$ 0,20. Gracias a nuevos fondos y esfuerzos coordinados se ha llegado a un número mucho mayor de mujeres, incluso en los distritos más pobres. El mundo está avanzando hacia la eliminación del tétanos neonatal después de haber errado el blanco en 2000, cuando faltaban compromiso y fondos. En 2005 muy pocos países habían incorporado la atención neonatal en la Atención Integrada a las Enfermedades Prevalentes de la Infancia (AIEPI), pero ahora más de la mitad de los países prioritarios respecto del conteo regresivo con vistas a la consecución de los ODM han cambiado su política y han incorporado ya la atención neonatal. Sin embargo, los cambios de política por sí solos no bastan para salvar vidas, como tampoco bastan cambios de proceso tales como el desarrollo de nuevos medicamentos o nuevos programas de capacitación. Se requiere una amplia cobertura en la población.

    P: ¿Se han convertido los ODM sobre mortalidad infantil y materna en una vara con la cual se castiga a los países africanos que no están en vías de alcanzar las metas previstas para 2015?

    R: Para los africanos ese planteamiento demuestra que en el mundo se cree que África es una entidad; pero esos países no son idénticos. Algunos de ellos están bien encaminados para alcanzar varios ODM, si no todos, por ejemplo Mauricio. En los últimos años varios países africanos, por ejemplo Madagascar, Malawi, Mozambique y la República Unida de Tanzanía, han notificado reducciones de un 25%-30% en la mortalidad infantil. África comienza con una desventaja injusta. Si una región tiene el 11% de la población mundial pero sobrelleva el 50% de la carga de mortalidad infantil y materna, probablemente el 95% de la de infección por VIH, más del 95% de la de paludismo, además de tener los países más pobres, debe correr más. La responsabilidad de alcanzar los ODM es colectiva. Los países del Grupo de los Ocho (G8) se han comprometido a destinar el 0,7% del producto interior bruto a la ayuda al desarrollo, y muy pocos países donantes alcanzan algunas de las metas de salud.

    R: La mortalidad de menores de cinco años deberá haberse reducido en dos terceras partes para 2015 a fin de alcanzar el ODM 4. ¿Carecía este Objetivo de realismo cuando se estableció?

    R: No carecía deliberadamente de realismo, pero retrospectivamente podemos decir que era muy ambicioso. De 1960 a 1990 se lograron adelantos maravillosos en la supervivencia infantil. El Objetivo se basaba en la tendencia observada hasta entonces, pero nadie hubiera podido predecir el crecimiento enorme de la infección por VIH, en particular en el África austral. Además, en el decenio de 1990 muchos países africanos ya sufrían por causa de los planes de reajuste estructural que redujeron la financiación para la salud, al tiempo que también se redujo la financiación de los donantes, especialmente para programas regulares de salud materna e infantil, inclusive para inmunización.

    P: La fijación de metas es una estrategia predilecta de comunicación de salud pública, pero ¿no constituye un fracaso si aquéllas no se alcanzan?

    R: Si uno no establece metas, nada sucede. Si no fuera porque el marco de los ODM es muy fuerte, habría mucho más disonancia entre los donantes y mucho menos voluntad política para introducir cambios en muchos gobiernos. Muchos gobiernos africanos están muy comprometidos con los ODM.

    P: ¿Qué se necesita para integrar las políticas y los servicios y hacer tomar conciencia a nivel de la comunidad de que la gente tiene derecho a una buena atención?

    R: Las políticas son asuntos de los gobiernos nacionales, pero en la prestación de los servicios es necesario incorporar a las comunidades. En algunos países de África hay quienes viven cerca de un centro de salud pero dan a luz en el hogar. Se requiere un sentimiento de confianza y respeto y un conocimiento de los beneficios posibles, y es necesario eliminar barreras prácticas tales como los costos catastróficos de las cesáreas de emergencia.

    P: Este mes se celebra en Sudáfrica la segunda conferencia sobre la cuenta regresiva hacia 2015. ¿Qué resultados espera usted de ellos?

    R: En la cuenta regresiva se determinan los progresos realizados [hacia la consecución de los ODM] en 68 países prioritarios, concentrándose en la cobertura de la población por un conjunto de intervenciones escogidas por ser las que ofrecen más posibilidades de salvar vidas de mujeres, bebés y niños. Hay grandes noticias concernientes a la cobertura de inmunización y de medidas antipalúdicas. Han aumentando las inversiones en estos dos programas, y los resultados están a la vista. Pero necesitamos inversiones aún mayores para las intervenciones de salud materna y neonatal y la atención pediátrica.

    P: La ayuda de donantes exteriores para programas verticales tales como los de inmunización, mosquiteros antipalúdicos y lucha contra el VIH aumentó espectacularmente en los dos últimos años, por ejemplo un 200% para mosquiteros antipalúdicos. ¿Es el aumento de los fondos la única respuesta para combatir la mortalidad infantil y materna?

    R: No se trata sólo de fondos, sino del destino que se dé a éstos y su influencia en el sistema de salud. Si el sistema está sobrecargado, uno no puede añadir simplemente intervenciones prenatales a la atención prenatal existente. Es necesario invertir en el vehículo, y eso está comenzando a suceder. En la Alianza GAVI [antes denominada Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización] hay un cambio de paradigma que ha canalizado miles de millones hacia la inmunización. Ahora tiene un fondo para el fortalecimiento de los sistemas de salud que está comenzando a invertir sumas considerables. Etiopía fue el primer país beneficiario. Nuevas iniciativas tales como la Alianza Sanitaria Internacional alimentan esperanzas de progresos semejantes. El mensaje destinado a la próxima Cumbre del G8 en el Japón es que la mortalidad neonatal e infantil constituye la prueba de fuego del funcionamiento de un sistema de salud. Una atención continua orientada al fortalecimiento de los sistemas de salud permitirá reducir esa mortalidad.

    P: Un aspecto del debate sobre el calentamiento de la Tierra es el de la regulación demográfica. ¿No se debería prestar más atención a regular la natalidad que a salvar vidas?

    R: La utilización de anticonceptivos modernos es una de las maneras más costoeficaces de reducir la mortalidad materna e infantil. Pero la natalidad también está relacionada con la educación y la paridad entre los sexos. Por ejemplo, en Bangladesh se registró una gran reducción de la mortalidad materna y de menores de cinco años pese a que el número de asistentes de partería calificados fuera reducido. Una razón de esto puede ser el aumento de la alfabetización materna y un gran incremento en el uso de anticonceptivos.

    Fuente: Organización Mundial de la Salud (OMS)
    Link: http://www.who.int/bulletin/volumes/86/4/08-040408/es/

    Bacteria Estreptococo grupo B: Cuando la información salva vidas.

    Escrito por Jessica Ruidiaz | Parte de Prevención | Escrito en 12-05-2011

    Bacteria Estreptococo B:  Cuando la información salva vidas.

     

    En al año 2002 nacieron nuestros hijos gemelos Ignacio y Ramiro, que fueron infectados por la bacteria estreptococo grupo b al nacer.
    La bacteria provocó la muerte de Ramiro al 4to día, mientras que Ignacio sobrevivió milagrosamente.
     
    Cuando pudimos reaccionar comenzamos a buscar información en internet, que nos llevó a contactar a médicos de EEUU y España, quienes nos decían que en su país, a todas las embarazadas le hacen un análisis dentro de los controles prenatales para ver si son portadoras y la profilaxis antibiótica durante el parto a las positivas, acotando que este método ofrece más protección a los RN que el adoptado en Argentina.
    La muerte de Ramiro pudo entonces evitarse con un simple análisis, y nos preguntábamos porque el mismo no se podía hacer en nuestro país.
    Nos motivó a tratar de difundir nuestro caso para al menos informar a las embarazadas.

    En 2004, luego de una difusión, se contactaron casi 50 familias cuyos hijos fallecieron o estaban con gravísimas secuelas a causa de la bacteria.
    A partir de ese momento se conformó una legítima ‘cruzada social’:
    • Centenar de familias con hijos afectados se acercan y conformamos la agrupación de familias nucleadas en www.prevencionegb.com.ar
    • Varios políticos presentaron proyectos de ley provinciales y nacionales para que el análisis forme parte de los controles prenatales,
    • Muchos profesionales médicos alentaron la iniciativa de la ley aportando experiencia en el tema y análisis de costos para demostrar el beneficio de contar con una ley de prevención.
    • Desconocidos se acercaron para colaborar en la difusión.
    • Continuamos difundiendo la prevención en todo el país(utilizando nuestro tiempo e imaginación como único recurso), en diarios, revistas, carta de lectores, afiches, radio, tv, revistas barriales, web y acompañamos de cerca la evolución de los proyectos.
    Desde 2006 se aprobaron leyes en CapFed y varias provincias, hasta que en 2008, y luego de muchas controversias, se aprobó la LEY NACIONAL 26369.

    Respecto a la cruzada social, quiero mencionar que los años transitados para lograr estos objetivos fueron complicados(con muchos palos en la rueda), pero nunca recurrimos a avasallar el derecho del prójimo (sin piquetes, sin tomas) y en el más absoluto respeto.

    A continuación preguntas acerca de la bacteria y su prevención:
    • Generalidades del EGB
    • ¿Cómo puede una mujer embarazada infectarse con el EGB?
    • ¿Cómo adquiere un bebé la infección de EGB?
    • ¿Qué síntomas produce la infección de EGB en el neonato?
    • ¿Cómo puede prevenirse la infección de EGB en los neonatos?
    • ¿Con una buena O.Social o con un parto en clínicas reconocidas se puede evitar?
    • ¿Qué investigaciones se están realizando para prevenir las infecciones de EGB?
    • ¿Qué antibiótico se utiliza en el parto para prevenir la infección de EGB?

    Generalidades del EGB

    La infección de estreptococo del grupo B (EGB) es una infección bacteriana común que raras veces afecta gravemente a los adultos, pero que puede ser mortal para los neonatos.
    El EGB afecta a aproximadamente 1 de cada 1.000 bebés en los EEUU.
    Entre el 10 y el 30 por ciento de las mujeres embarazadas son portadoras de la bacteria EGB en la vagina o el recto, pero son muy pocos los bebés nacidos de estas mujeres que llegan a padecer una infección.
         
    ¿Cómo puede una mujer embarazada infectarse con el EGB?

    Esta bacteria reside en el sistema gastrointestinal, junto con muchas otras bacterias que son inofensivas para la mayoría de las personas.
    La infección de EGB causa enfermedades principalmente en mujeres embarazadas y en sus bebés.       

    ¿Cómo adquiere un bebé la infección de EGB?

    Los bebés experimentan dos manifestaciones diferentes de la infección de EGB: la infección temprana y la tardía.
    Los bebés con infección temprana desarrollan síntomas antes de los siete días de edad, generalmente antes de cumplir las seis horas de vida.
    Aquellos que padecen de infección tardía presentan sus síntomas entre los siete días y los tres meses de edad.
    Alrededor del 80% de todas las infecciones de EGB en neonatos es de tipo temprano.
    Éstas son casi siempre transmitidas de la madre al bebé durante el parto.
     
    Cuando una mujer embarazada lleva la bacteria de EGB en la vagina o el recto durante el trabajo de parto y el alumbramiento, existe una probabilidad importante que su bebé se infecte con el EGB.
    Los médicos estiman que los bebés se infectan con el EGB cuando la bacteria entra en su cuerpo, por ejemplo cuando ingieren fluidos vaginales que contienen EGB durante el trabajo de parto y el alumbramiento.     

    ¿Qué síntomas produce la infección de EGB en el neonato?

    Los bebés con infección temprana padecen una o más de las siguientes condiciones: neumonía, sepsis (infección de la sangre) y meningitis (infección de las membranas que recubren el cerebro). Los bebés con infección tardía por lo general padecen sepsis o meningitis.
    Aproximadamente el 50% de los bebes infectados no sobrevive, y de los sobrevivientes, la mayoría contraen meningitis sufriendo daños neurológicos permanentes, como parálisis cerebral, pérdida de la vista o de la audición y/o retraso mental.   (Volver a Indice)

    ¿Cómo puede prevenirse la infección de EGB en los neonatos?

    Según las pautas de los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) y de la ACOG(American Congress of Obstetricians and Gynecologists), hay dos métodos que permiten prevenir los casos de infecciones en neonatos.

    • Método 1 – CULTIVO e HISOPADO en semana 35-37 a TODAS las embarazadas
    Consiste en tomar una muestra de los fluidos vaginales y rectales entre las semanas 35 y 37 del embarazo. Esta muestra se envía a un laboratorio para la realización de un cultivo con el fin de detectar la presencia del EGB. El resultado se conoce al cabo de 24 o 48 horas. Es un simple análisis de laboratorio y de bajo costo.
    Si se detecta que una mujer embarazada tiene el EGB, se tratará con antibióticos por vía intravenosa durante el trabajo de parto y el alumbramiento.
    No se recomienda tomar antibióticos por vía oral antes del parto, ya que no previenen eficazmente la infección de EGB en el neonato.
    Se administrará antibióticos a las mujeres portadoras de la bacteria.

    • Método 2 –  FACTORES DE RIESGO
    Este método no supone la realización de un cultivo sino el tratamiento exclusivo de aquellas mujeres que desarrollan algunos factores de riesgo evaluados VISUALMENTE por el obstetra el día del parto.
     
    Los indicadores o FR son
    o Parto prematuro (antes de cumplidas las 37 semanas de gestación)
    o Desgarramiento prematuro de membranas antes de cumplidas las 37 semanas
    o Desgarramiento prolongado de las membranas (más de 18 horas sin dar a luz al bebé, a cualquier edad de gestación)
    o Fiebre superior a 38 ºC.
    o Hijo anterior con EGB

    Si el obstetra considera que puede haber probabilidad de infección por EGB, indicarán antibióticos por vía intravenosa durante el trabajo de parto y el alumbramiento.
    Cabe destacar que esta bacteria suele ser ASINTOMATICA con lo cual la evaluación VISUAL es ineficaz.

    Los dos métodos detallados anteriormente ayudan a prevenir la infección de EGB en un neonato.
    En EEUU y muchos países de Europa, se adoptó el Método 1 (Cultivo e Hisopado entre semanas 35 y 37), el cual está incluido dentro de los controles prenatales en forma obligatoria a todas las embarazadas. Inclusive se tiende como estrategia a combinar ambos métodos.
    En Argentina (hasta hace pocos años) y el resto de Latinoamérica, se adoptó el método de Factores de Riesgo como medida de prevención.     

    ¿Con una buena O.Social o con un parto en clínicas reconocidas se puede evitar?
    El EGB no hace distinciones de ningún tipo, ya que se transmite directamente de la mamá al bebé, sin importar el entorno. En el sitio que agrupa a las familias se pueden leer algunas historias reales donde se observa que las tragedias ocurrieron en lugares tradicionalmente reconocidos. www.prevencionegb.com.ar

    ¿Qué investigaciones se están realizando para prevenir las infecciones de EGB?

    Los investigadores continúan estudiando la eficacia de los métodos recomendados, llegando a la conclusión que hacer el Cultivo…. es lo que mayor cobertura ofrece a un recién nacido.
    Están tratando además de desarrollar una vacuna para las mujeres embarazadas para prevenir la infección de EGB en ellas y en sus bebés.  

    ¿Qué antibiótico se utiliza en el parto y el alumbramiento para prevenir la infección de EGB?

    Habitualmente se utiliza penicilina o un medicamento relacionado llamado ampicilina, pero puede utilizarse clindamicina o eritromicina si la madre es alérgica a la penicilina. Se considera que ninguno de estos antibióticos es peligroso para la madre ni para el bebé, pero existe cierta preocupación sobre las reacciones alérgicas que pueden producir. Los resultados de estudios realizados hasta ahora sugieren que entre el 1 y el 10% de las mujeres tratadas con penicilina desarrolla una reacción alérgica leve (generalmente una erupción cutánea) y que 1 de cada 10.000 sufre una reacción alérgica grave (choque anafiláctico), que debe ser tratado inmediatamente y que, en raras ocasiones, puede ser fatal.

    Daniel Salum
    www.prevencionegb.com.ar
    d_salum@hotmail.com

    Un análisis de sangre para predecir los partos prematuros.

    Escrito por Jessica Ruidiaz | Parte de Prevención | Escrito en 04-05-2011

    Un análisis de sangre, para predecir los partos prematuros

    Se predice el 80 % de los casos, según la investigación realizada en EEUU

     
    Un simple análisis de sangre podrá servir para predecir un parto prematuro. Lo aseguran un grupo de investigadores de EEUU que tras diez años de estudios han descubierto un método para saber el 80 % de los casos de alumbramientos anticipados.

    El 80 % de los partos prematuros se podrán predecir gracias a un simple análisis de sangre.
    Una investigación conjunta de las universidades de Utah y Brigham Young, en Estados Unidos, han introducido tres nuevos biomarcadores de péptidos que, en combinación con algunas proteínas, pueden advertir de un alto riesgo de parto prematuro.
    Para identificarlos tan sólo es necesaria una gota de sangre de la madre a las 24 semanas de embarazo. En su investigación, probaron su método en un total de 80 mujeres que cumplieron los plazos establecidos y otras 80 cuyos bebés llegaron antes de tiempo.
    Pese a que se estima que un 10 % de los bebés nacen antes de tiempo, por el momento existían pocas pistas para predecir si el parto se podía adelantar y hasta qué punto.
    Los investigadores comenzaron a buscar pistas moleculares sobre las complicaciones del embarazo en el 2002, y casi diez años más tarde aseguran que tienen resultados interesantes que ayudarán a predecir partos con complicaciones.
    Sabiendo que el parto va a ser prematuro, se pueden tomar medidas para retrasarlo una o dos semanas más”, asegura Esplin, que recuerda que esta medida puede tener “un gran impacto” en la supervivencia de estos recién nacidos, “asegurándose de que lo hacen con buena salud”.
    El método para predecir el parto prematuro ha sido patentado por la Universidad Brigham Young y la Universidad de Utah, y la licencia de comercialización la ha adquirido la empresa Sera Prognostics, que espera lanzar esta prueba al mercado en el primer semestre de 2012.

    INFORMATIVOS TELECINCO/AGENCIAS