Para el juez, la muerte de Isidro es homicidio y cambió la carátula

Escrito por Jessica Ruidiaz | Parte de Causas de Lucha | Escrito en 08-08-2010

TRAS LA MUERTE DEL BEBE POR LA SALIDERA BANCARIA

Con esta medida, los seis detenidos pueden recibir la pena de reclusión perpetua. Píparo, sigue luchando por su vida.

La muerte de Isidro, el bebé de Carolina Píparo -la embarazada baleada por motochorros en la salidera bancaria de La Plata-, le impuso un inédito vuelco a la causa con la resolución adoptada por el juez, César Melazo, que cambió la carátula del caso, de “tentativa de homicidio” a “homicidio”. Con esta medida, al aceptar lo solicitado por el fiscal Marcelo Romero y la familia de la víctima, los seis detenidos pueden recibir la pena máxima de reclusión perpetua.

Fuentes judiciales hicieron saber que Melazo basa ahora las actuaciones en una acusación por “robo doblemente calificado, con empleo de arma de fuego, con actitud de disparo y por haber sido cometido en poblado y en banda”. Más adelante, se consigna la existencia de “homicidio triplemente calificado por alevosía, por el concurso premeditado de dos o más personas y para asegurar los fines del delito”.

La decisión del magistrado plantea una situación que no registra antecedentes en la esfera judicial y los especialistas advierten que la nueva calificación podría ser modificada en instancias posteriores. Al respecto, el fiscal Romero sostuvo que “está fuera de debate la posibilidad de que el accionar desplegado se halle inmerso en la figura del aborto”. Por su parte, Fernando Burlando, abogado de la familia de Carolina Píparo, señaló que “Isidro ya era persona, no era un feto”, y que la ley establece la protección de la vida de las personas.

Según el fiscal Romero, el accionar de los delincuentes contra la víctima estuvo dirigida “a matar a dos personas únicas, irrepetibles e independientes” con el propósito de asegurar el delito que se iba a cometer. Además, señaló que “la obligación de un fiscal es hacer una evaluación ética, moral, filosófica y de sentido común de la causa, ya que el Código Penal no siempre contempla los hechos como debería hacerlo”.

Por ahora, la investigación tiene 6 detenidos, un imputado que está libre (tesorero del banco, apuntado como el “entregador”) y prófugo, a quién anoche se buscaba en el conurbano.

Mientras Carolina lucha por su vida, el trágico caso repercute en el escenario político (ver recuadros). El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, lamentó la muerte de Isidro y acusó a los que esperaban este desenlace “para hacer politiquería con el dolor ajeno”.

7 AGO 2010 11:30h LA RAZON- edición impresa

http://www.larazon.com.ar/edicion_impresa/muerte-Isidro-homicidio-cambio-caratula_0_156300009.html

Un dolor inconmensurable, la muerte de Isidro y el dolor de toda una sociedad

Escrito por Jessica Ruidiaz | Parte de Causas de Lucha | Escrito en 07-08-2010

La muerte de Isidro es un caso que nos conmueve como sociedad toda, y esto se debe a que golpea en el seno más profundo y en los temores más grandes que cualquier ser humano posee, la pérdida de un hijo. En que circunstancias se pierde un hijo no es determinante del dolor que siente esa familia, pero la irrupción traumática de la violencia y la inseguridad en la que Isidro fue arrancado del vientre materno, hacen que al inconmensurable dolor que de por si acompaña un hecho de esta envergadura, se sumen lo incomprensible y traumático que resulta para todos los que esperaban a ese bebe. Las consecuencias psicológicas que acarrea esta tragedia no pueden ser previstas en este momento, cada persona es única y transita la elaboración del duelo de forma que le sea posible, pero sin lugar a dudad requerirá una buena contención familiar, profesional y de la comunidad entera, en la cual se engloba el accionar jurídico de nuestro país, que debe brindar a Carolina y su familia, el resarcimiento moral a través de hacer justicia para que este crimen no quede impune, para que los culpables, todos, paguen la condena máxima que asegure a cada familia que desea vivir en este país, que sucesos como estos son contemplados humanamente desde la justicia, sentar jurisprudencia y hablar de Isidro como una persona, un bebe que fue asesinado por delincuentes que no se apiadaron de la situación de vulnerabilidad física y psíquica que una mujer embarazada de 40 semanas posee.
Desde el punto de vista psicológico, religioso y de sentido común, Isidro era una persona, desde la concepción misma, no se admiten cuestionamientos acerca de esto. En el psiquismo del ser humano, un bebe en gestación es un ser humano que goza de los mismos derechos que cualquier otra persona. Entonces, por que se cuestiona su existencia legal? Carolina y Juan perdieron un hijo, no un feto. Isidro peleo por su vida durante siete días y la muerte le gano. La delincuencia le gano. Y la justicia pretende no verlo? Espero que no.
Lo que comienza a partir de la recuperación física de Carolina es solo el comienzo. Desde nuestro grupo, queremos brindar a la familia toda la contención que sea necesaria para apoyarlos en cada paso de este difícil y doloroso camino que lamentablemente estamos transitando cada una de las personas que conformamos Era en Abril. Desde la justicia, esperamos la respuesta adecuada para que en algo, pueda ser calmado tanto dolor.

Lic. Giselle Velez
Psicologa U.B.A.
M.N 35735
-Psicóloga Era en Abril-

Justicia por el bebé Isidro: Homicidio Agravado por Ensañamiento y Alevosía

Escrito por Jessica Ruidiaz | Parte de Causas de Lucha | Escrito en 07-08-2010

   La muerte de Isidro Buzali Píparo, hijo de Carolina y Juan Ignacio, el bebé que falleció víctima de una salidera bancaria es un hecho que conmueve  la sociedad en su conjunto, a los padres en especial y a los padres que hemos perdido a nuestros hijos en particular por lo aberrante del suceso y por el desprecio a la vida que significa el hecho de dispararle a sangre fría a una mujer que lleva en su vientre lo más preciado que tiene, su hijo.
Si este hecho nos genera una sensación de insoportable injusticia en nuestros corazones, nos comprime el pecho de angustia y nos genera tantos sentimientos nefastos pero absolutamente justificados, ¿por qué la justicia duda sobre si corresponde la pena por homicidio o no?
    El Código Penal Argentino, en su artículo 79 establece: “pena de prisión o reclusión de ocho a veinticinco años al que matare a otro , siempre que en este código no se establezca otra pena”, esta es la figura de Homicidio Simple. Seguidamente en su artículo 80 establece: “Se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua… al que matare:…” y en 9 incisos detalla una serie de hechos que agravan la pena, es la figura del  Homicidio Agravado que tiene en consideración cómo o contra quién fue cometido el hecho para poner en evidencia una mayor peligrosidad del autor y aplicarle por ende una mayor pena. Entre estos incisos que agravan la pena el inc. 2º establece el hecho del que mata “con ensañamiento, alevosía”, en el ensañamiento el autor del homicidio actúa de forma cruel, haciendo padecer sufrimientos innecesarios a la víctima, en la alevosía el delincuente actúa de forma traicionera, aprovechándose del estado de indefensión de la víctima.
    En el caso de Isidro, la lógica nos indica que estamos frente a un HOMICIDIO AGRAVADO POR ENSAÑAMIENTO Y ALEVOSÍA. La semana que estuvo Isidro en terapia, luchando por su vida, sin poder conocer a su mamá, sin poder conocer el mundo al que había venido, con los tratamientos que fueron necesarios aplicarle para intentar salvar su vida (sondas, respirador, transfusiones y demás) debe ser considerada un sufrimiento innecesario que ese pobre angelito ha debido soportar en su paso por esta vida. En cuanto a la alevosía, ¿se nos ocurre un mayor grado de indefensión que un bebé en el seno materno? Allí dentro no sólo es un ser indefenso, sino que también es feliz, sintiendo los latidos de su mamá, con el calorcito en todo su cuerpo, sin ropita, tranquilo. ¿Con qué derecho este ser humano debe soportar gratuitamente ser despojado de esta tranquilidad? Con ninguno.
   Ahora bien, si todo esto que leemos nos resulta claro como el agua, ¿por qué entonces la justicia no actúa como corresponde y condena a los autores por homicidio? En el día de la fecha el Fiscal ha solicitado la imputación del delito de homicidio agravado, pero lejos estamos de la condena a los culpables, se ha dado sólo el primer paso. Los tribunales de nuestro país NO tienen antecedentes de condena por un hecho como el que hoy nos entristece tanto. Si una embarazada es víctima de un delito y como consecuencia mueren ella y su bebé, sólo se condena a los autores (si es que se los condena…) por la muerte de la madre, para nuestros jueces el bebé no es persona, es persona por nacer, una categoría instaurada por el Código Civil hace más de 100 años teniendo en mira los derechos hereditarios, no la protección de la vida. Ahí me parece que es donde se equivocan jueces, fiscales y abogados, en interpretar un hecho penal con un código civil, cerrándose en la aplicación fría de la letra de la ley y olvidando que la función para la que fueron designados es bregar por la justicia, no por la ley; proteger nuestras vidas, no sus puestos en la justicia; calmar nuestra indignación de ciudadanos, no quedar bien con el poder de turno. La ley es clara: “el que matare a otro”, no dice a otra persona viva o separada de su madre, no crea diferentes estatus de “persona”. TODOS somos personas desde que somos concebidos, existimos, estamos en este mundo, nuestra vida y la de nuestros hijos cuenta desde la concepción, por lo tanto todos, bebés incluidos merecen el mismo respeto a la vida y creo que más aun porque esos bebés en esas panzas no pueden defenderse solos de las atrocidades de este mundo, necesitan que seamos nosotros, como comunidad quienes los protejamos.
   No es necesario cambiar las leyes, las que tenemos nos alcanzan para castigar a los culpables de este hecho, lo único que es necesario en un cambio en la mentalidad de quienes deben juzgar a estos delincuentes, lo cual parece una tarea mucho más difícil que la de modificar una ley.
   Esperemos por el bien de nuestro país, por el consuelo de Carolina y Juan Ignacio, y por sobre todo por Isidro, que nuestros tribunales atiendan de una buena vez nuestros reclamos y empiecen a administrar justicia.

Dra. Agostina Bianconi
Matr. Prof. Nº 5047 – STJCH
-Abogada Era en Abril-