Sobre la Navidad y el Año Nuevo

Escrito por Agostina Bianconi | Parte de Todos | Escrito el 11-12-2017

HACE CASI 11 AÑOS…

Cuando aún mi vida significaba una lucha por sobrevivir a la terrible y desgarradora experiencia de perder a mi hija SOFIA, recibí esta carta que quiero compartir con ustedes. (Brindemos por ellos)

En ese entonces me enfrentaba a las primeras fiestas sin mi hija. Estaba llena de rabia, me molestaba todo lo que representara algo que no fuera mi dolor. No sabia que hacer y definitivamente no le encontraba sentido a la vida. Las cosas que antes disfrutaba ya no me importaban, las personas que me rodeaban tampoco, me molestaba que nadie preguntara por mi hija y también me molestaba si lo hacían. Lloraba con cada bebé que veía por la calle, lloraba por mi hija y por mis brazos vacíos y fríos, y lloraba por la familia que soñábamos construir con mi esposo y por esas fiestas que ya habíamos planificado pasar con Sofía pero que nunca jamás íbamos a disfrutar. Se bien lo que es querer morirse para ya no tener que sentir ese dolor que no entra en un solo cuerpo, se bien lo que es sentirse completamente solo aunque uno esté rodeado de gente, y también se lo que es tocar fondo. Una vez en Renacer me dijeron, para hacer el duelo es necesario tocar fondo, vivir este dolor intensamente, dejarlo ser, y yo tenia miedo de que si hacia eso me iba a volver loca, tenia miedo  hasta que no tuve otra opción y realmente al tocar fondo de a poco pude comenzar a encontrarle sentido a mi vida, pude dejar atrás a la que era antes de la pérdida, y aceptarme como era ahora luego de Sofía. Aceptar que ya nunca voy a ser la misma de antes, que sólo puedo ver cómo sigo, qué hago con lo que me pasó. 

Hoy, que mi lucha por sobrevivir se convirtió  en “enormes ganas de vivir” quiero pedirles que aunque muchas veces sientan que la sonrisa se apagó sobre la tierra y que no hay salida en las calles de sus vidas, siempre hay algo o alguien que nos invita a seguir. Solo deben darse cuenta que cada día es un comienzo y que esta es la hora y el mejor momento. Que aún heridos pueden desplegar sus alas e intentar de nuevo.

Quiero pedirles que no se rindan… Porque aún están a tiempo de instalar en su corazón a ese hijo amado que partió. Y a través de él proyectar todo el amor que tengan para dar a todas aquellas personas que de una u otra manera nos necesitan.

Si por lo menos lo intentan… Verán que puede ser definitivamente “Un buen comienzo”

Con todo el cariño y el amor que merecen.

 

Clr. Jessica Ruidiaz (mamá de Sofía y Victoria)

Fundadora y Presidenta de “Era en Abril”

www.jessicaruidiaz.com

 

 

 

 

 

Dejanos un comentario